Ante dudas en el diagnóstico instan a realizar los dos test, dengue y Covid

Desde la Subsecretaría de Atención Primaria de la Salud hacen hincapié en la vigilancia en los Caps y los hospitales nivel 1. La consulta de síntomas al 0800 es clave, insisten

El índice larvario en algunos municipios de Misiones preocupa. Es superior a lo que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evitar un brote de dengue. La amenaza de la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti toma fuerza en un escenario crítico, dado que los contagios de Covid-19 van en aumento en la provincia. El desafío es enorme, convivir con ambas dolencias o, como lo dicen los científicos, con la sindemia dengue-Covid.

Danielo Silva, subsecretario de Atención Primaria de la Salud (APS), hizo hincapié en la importancia de la atención en los Centros de Atención Primaria de la Salud (Caps), los hospitales y la consulta de síntomas al 0800-444-3400, que funciona desde marzo en el marco de la pandemia. “Los Caps y hospitales nivel 1 sobre todo deben estar al pie y tenemos profesionales para consultar. Es importante que no se automediquen. Y la responsabilidad social en ambas enfermedades, una es eliminar criaderos de mosquitos y usar repelentes y en el caso de Covid es no reunirnos, usar barbijo, distanciamiento social”, señaló en diálogo con El Territorio.

El contexto epidemiológico es otro. Se pueden deducir como mínimo dos grandes diferencias  respecto al mismo período del año pasado. Uno: a principios de diciembre de 2019, Puerto Iguazú, Comandante Andresito y Garupá ya registraban casos de dengue, en cambio  ahora oficialmente no hay confirmación de infectados, más allá de los sospechosos. Dos: a fines de 2019 el sistema sanitario de Misiones no debía lidiar con el Covid, un factor que cambia absolutamente todo. Si bien no son enfermedades iguales y difieren desde el impacto en la salud, en el tratamiento, la forma de transmisión y en el testeo, tienen en común un síntoma: la fiebre.

Consultado sobre cómo se trabajará para confirmar o descartar cualquiera de las dos enfermedades, Silva, explicó: “La sintomatología podemos acercar una a otra, pero tenemos que saber que el dengue es fiebre, molestia y dolores detrás de los ojos; en el Covid es fiebre, escalofríos, fatiga, dificultad para respirar. Eso no se da en el dengue, que dura de dos a siete días y además produce vómitos y sarpullidos. Hay que estar atentos y tener en cuenta el 0800 para consultar, hay que preguntar y llamar”.

En ese sentido, según el subsecretario de APS, ante la duda en el diagnóstico el médico tratante tiene la facultad de solicitar que el paciente que se someta a los dos estudios, de dengue y de Covid.

“Por supuesto, sabemos que el PCR de Covid se hace sólo a los que tienen síntomas y nosotros estamos haciendo test de dengue, todavía pocos porque tuvimos algunas fichas de síndrome febril inespecífico. Esas fichas se direccionan al hospital de Fátima o Favaloro en el caso de Posadas y en el caso de otros municipios, la logística es la misma dependiendo la zona”, explicó.

“Otro de los puntos en común es la PCR. En el dengue como en el Covid se usa esa técnica, para dengue con una muestra de sangre y con Covid un hisopado nasofaríngeo. Lo que hacemos es para ver qué serotipo está circulando en la provincia. Hay que ser realistas, nosotros hemos tenidos los tres de los cuatro serotipos, DEN 1, DEN 2 y DEN 4. Tenemos que trabajar fuertemente la etapa de interbrote y prebrote más largas posible, es decir, dilatar lo más que se pueda la aparición de casos. Y en eso nos va a ayudar la frontera cerrada ya que los países limítrofes tienen muchos casos”, subrayó.

El Levantamiento de Índices Rápido de Aedes aegypti (Liraa) ya se realizó en Posadas, Garupá, Oberá, Puerto Rico, Eldorado y, Puerto Iguazú. “Es preocupante, no es para relajarse. La mayoría de los municipios están en un Liraa arriba de 5 % y otros entre 7 u 8 %”, sostuvo el subsecretario de APS.  Es un indicador poco alentador, dado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda menos de 5% para evitar brote de dengue.

Eliminar los criaderos de Aedes es la clave. Parece complejo pero no lo es. Patios limpios, sin recipientes que tengan agua acumulada, pasto corto, representan las armas contra el vector que transmite la enfermedad.

Operativo en la chacra 178

Hoy se desarrollará un operativo prebrote en la chacra 178 de Posadas. El punto de encuentro es en avenida Urquiza y calle Ruiz de Montoya. A las 8.30 los técnicos del Ministerio de Salud y municipales realizarán sensibilización, concientización, eliminación de criaderos y potenciales criaderos, descacharrado. A las 9 se espera la visita de autoridades a zona de trabajo.
En ese sentido, el subsecretario Danielo Silva comentó “es un operativo en una chacra que está cerca del Ejército es para que se haga difusión de lo que veníamos haciendo que es el interbrote. Si bien todavía no estamos en pre brote pero como aparecieron algunas fichas del síndrome febril inespecífico (SFI) relacionado con el dengue, queremos explicar qué tenemos que hacer a partir de ahora”

“La fumigación espacial que muchos nos piden, no es el momento, no está recomendado fumigar, salvo los bloqueos sanitarios que se hacen cuando aparece una ficha de un paciente febril, dolor de cabeza, dolor de cuerpo, dolor de vista.(El médico tratante) hace una ficha epidemiológica y es entonces cuando se activan los equipos, ya sea de Posadas y otro municipio”, explicó.

Sindemia: la simultaneidad de dos epidemias

“El dengue obviamente fue la epidemia oculta por el Covid-19”, había manifestado en una entrevista con este medio el infectólogo, Gerardo Laube, quien vive en la ciudad de Buenos Aires y se desempeña como profesor titular de Microbiología y de Infectología de la Facultad de Medicina Fundación Barceló. “La sindemia es la simultaneidad de dos epidemias en un contexto social que lo favorece”, explicó el especialista, al tiempo que rememoró la primera vez que se abordó el concepto.

“Nosotros infectológicamente lo utilizamos algún tiempo atrás. Hace quince o 20 años con la asociación de HIV y tuberculosis. Ahí fue donde primariamente los infectólogos usamos ese término, porque muchos pacientes HIV, con sida, al diluir su inmunidad celular, reactivaban la enfermedad tuberculosa. Es y sigue siendo una situación bastante dramática porque muchos de los casos de tuberculosis en muchos pacientes son resistentes a los medicamentos habituales que se usan en los tratamientos y además por las cantidad de fármacos que tenían que recibir, tres para el HIV, para una tuberculosis grave, cuatro, con lo cual  ya estábamos en siete medicamentos con todas las acciones que eso generaba. Eso fue una de las primeras veces en la que se mencionó sindemia”, detalló.

En la actualidad se volvió a reflotar en función de la asociación del norte y centro del país. “Dengue y Covid-19, en el norte del país y la región metropolitana de Buenos Aires, se producen, con distintos perfiles epidemiológicos, el dengue que tiene que ver con el Aedes y el mosquito vector, siendo las manifestaciones clínicas la fiebre, dolor ocular, dolor de cabeza con el coronavirus aparece de manera más tardía”, sostuvo.

En esa misma línea, agregó: “A medida que el dengue fue cayendo en la notificación de casos, cuando empezaron las épocas más frías, aparece Covid, que tiene compromiso respiratorio, cosa que no tiene el dengue. De todas maneras son las dos circunstancias más importantes en este momento, porque fue el año en el que más casos de dengue hubo en Latinoamérica. A eso se suma Covid-19”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue to use this site we will assume that you are happy with it. Ok