Cómo será viajar en micros de larga distancia con el nuevo protocolo

Los micros de larga distancia ya tienen protocolos sanitarios aprobados para la vuelta a la actividad, que estaba pautada para septiembre pero que se postergó hasta octubre próximo a raíz de la pandemia de coronavirus, informó este jueves la Cámara Empresaria del Transporte de Larga Distancia (Celadi).

El director de prensa de esa entidad, Gustavo Gaona, señaló que “gracias a un trabajo conjunto con los Ministerios de Transporte y Turismo y Deportes, concretamos los protocolos y solo esperamos la autorización para volver a funcionar”.

¿Cómo serán ahora los viajes en micro?
Los protocolos aprobados por los ministerios de Transporte, Salud y Turismo y Deportes son para todo el país y abarcan cuatro capítulos referidos a la prevención en las empresas, en las terminales, en el interior de los micros y a las conductas de los pasajeros.

Las medidas disponen el uso de tapabocas en forma permanente, una adecuada ventilación de las unidades (sin la recirculación de aire) y un distanciamiento de 1,5 metros entre grupos íntimos de pasajeros.

Además, multiplica los recipientes con alcohol en gel y con agua para la constante higienización de manos y objetos y marcan que no habrá más catering a bordo, mantas, almohadones y auriculares.

Las empresas de buses ya contaban con una primera versión de protocolo a principios de junio, que entonces fueron elevados a los ministerios antes señalados para su análisis.

Gaona afirmó en declaraciones a AM Con Vos: “Teníamos acordado con Transporte volver a la actividad en septiembre, pero la evolución de la pandemia marca que es prudente postergar esa decisión hasta octubre”.

La Argentina cuenta con unos 15.000 micros de larga distancia que recorren 1.600 destinos del interior del país y que ocupan a unos 18.000 trabajadores en más de 100 empresas.

La actividad de este sector, que genera unos 5.000 puestos de trabajo en forma indirecta, lleva 154 días de parálisis y según estimaciones de la Celadi pierde unos 100 millones de pesos por día.

La crisis se atenuó en agosto gracias a las ayudas del Estado, que incluyeron ATP, IFE y créditos blandos para pagar salarios hasta que vuelva la actividad y un subsidio directo de 500 millones de pesos a las empresas.

Anteriormente, en junio, Gaona había anticipado que “habrá una fuerte caída de la demanda cuando vuelva la actividad turística” y sostuvo que a raíz de esa circunstancia “nuestro desafío pasará por ser rentables trabajando con menos servicios”.

“Creemos que en el reinicio de las actividades vamos a funcionar con un 20% de los servicios habituales, lo que nos complica pagar la totalidad de los salarios porque las empresas están diseñadas para una demanda mayor”, agregó.

El empresario puntualizó que “por ese motivo el regreso de la actividad tiene que ser lento y sobre todo sustentable” y consideró que para lograr esos objetivos “seguiremos necesitando la ayuda del Estado para pagar los salarios hasta que la actividad sea plena”.

Fuente:Economis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue to use this site we will assume that you are happy with it. Ok