El Hotel Panoramic podría convertirse en el nuevo centro de aislamiento para pacientes con Covid-19 de Iguazú

El comité operativo de emergencia COVID-19 de Puerto Iguazú, integrado por los profesionales del Hospital SAMIC, autoridades municipales y referentes de otros sectores, gestionaba este fin de semana para que el nuevo centro de aislamiento pase a funcionar en el hotel Panoramic. Como es de público conocimiento, el único centro de aislamiento habilitado para funcionar en Misiones, el Santuario dependiente de la Diócesis de Puerto Iguazú, fue desactivado como tal, luego de que el Obispado solicitara recuperar esa casa de retiro.

Según recordó el subsecretario de Salud, Héctor Proeza, “el Santuario de Iguazú se habilitó como zona de aislamiento en pleno proceso de repatriación, cuando la gente ingresaba al país por Foz de Iguazú y quedaba unas horas en Puerto Iguazú a la espera de los colectivos para regresar a sus localidades. Después, se continuó utilizando como centro de aislamiento para pacientes asintomáticos hasta el jueves de la semana pasada”.

Consultado sobre si se analiza la posibilidad de habilitar alguno de los centros de aislamientos instalados durante marzo en la provincia en las distintas localidades, Proeza señaló al diario Primera Edición que “por el momento, no se está considerando esa posibilidad aunque todas las camas que se pusieron en su momento en clubes y polideportivos siguen sin tocarse”.

Es que, según indicó, se modificaron los criterios de aislamiento e internación con los que se partió al inicio de la cuarentena, “pasamos de la idea de los centros de aislamientos comunitarios a aislar a los asintomáticos en sus propios domicilios, excepto los que viven con adultos mayores, para los que sí buscamos otro lugar de aislamiento”.

El funcionario indicó que la experiencia evidenció que, si bien el SARS COV-2 es muy contagioso, no siempre se contagia toda la familia conviviente, “incluso hemos tenido muchas parejas donde sólo uno dio positivo”, hechos que también influyeron a que hoy se permita a una persona con COVID positivo a seguir el aislamiento en su domicilio si cuenta con condiciones edilicias adecuadas para que no ponga en riesgo a su familia.

No obstante, Proeza no descartó que se puedan usar esos centros de aislamientos instalados en caso que, como ocurrió en Buenos Aires, “se produzcan focos de contagios en asentamientos muy pobres, donde las familias no cuenten con condiciones habitacionales y sanitarias para el aislamiento”.

Criterio de internación actual

En la actualidad, según indicó Proeza, el criterio que se prioriza para internar o externar a un paciente con COVID-19 es meramente médico, “es decir, si tiene síntomas que requieren un seguimiento médico más de cerca o si el paciente es de riesgo, se lo interna; pero si está asintomático o con síntomas leves puede transcurrir el proceso de infección viral en su casa, siempre bajo normas de bioseguridad y seguimiento médico diario”.

Proeza señaló que la última semana de abril, cuando la provincia confirmó varios casos de COVID-19 y todos eran asintomáticos, se tomó la decisión de no internar a los pacientes que no tuvieran síntomas y que estos permanezcan en sus casas. De esta manera, además de no ocupar las camas hospitalarias innecesariamente, se evitaba el riesgo de contagio al personal de salud que, hasta ese momento, era el más afectado en Misiones.

Alta sin PCR

El paciente 40 fue el primero a principio de esta semana en Misiones en ser considerado como recuperado de COVID-19 sin haber pasado por un laboratorio negativo de PCR. Este criterio es el recomendado por el Ministerio de Salud de la Nación para los pacientes leves y moderados, no así para aquellos que hayan transitado formas graves de la enfermedad.

Según este nuevo criterio, los pacientes positivos leves o moderados son dados de alta luego de diez días de registrado los primeros síntomas, sin necesidad de un laboratorio negativo de PCR.

Ingresan menos de 50 personas por día

La implementación del pasaporte sanitario no sólo aumentó el control en el ingreso a la provincia pues se pide el test negativo para COVID-19, sino que también redujo considerablemente su flujo: de 250 ingresos diarios Misiones pasó a un promedio de 50 por día, según precisó Proeza.

En esta cantidad no están incluidos los camiones que ingresan o pasan con mercaderías (unos 200 diarios), los ingresos relacionados con el sector agroforestal, los permisos transitorios a vecinos correntinos (la mayoría por motivos de salud) y el ingreso de paraguayos que regresan para cruzar a su país por el puente internacional, con el debido permiso de la embajada de Paraguay. Ese trámite es virtual y depende de la Embajada de Paraguay, señaló Proeza.

Un 80% menos 

Tras la implementación del pasaporte sanitario, los ingresos a la provincia se redujeron considerablemente; pasaron de 250 diarios a un promedio de 50 por día, según precisó el subsecretario de Salud, Héctor Proeza.

Fuente: Primera Edición 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue to use this site we will assume that you are happy with it. Ok