Estos fueron los términos que impuso Pfizer para vender su vacuna a la Unión Europea

En las últimas horas salieron a la luz datos del acuerdo entre el bloque regional y Pfizer y BioNTech para la adquisición de vacunas contra el coronavirus.

Mientras los términos de negociación de Pfizer y BioNTech eran férreos e inflexibles en Latinoamérica y otras zonas del mundo, la farmacéutica cerró en 2020 un acuerdo con la Unión Europea por el que le vendieron 200 millones dosis de su vacuna contra el coronavirus a 15,50 euros, unos 18,60 dólares.

El contrato, que fue filtrado este miércoles en el sitio español La Vanguardia, también estipula que la Unión Europea puede optar por la compra de 100 millones dosis más de Pfizer dentro de un plazo establecido en el texto legal, y que la farmacéutica no se hará responsable por los efectos de su vacuna contra el coronavirus.

Según informaron los periodistas de La Vanguardia, el contrato fue firmado el 20 de noviembre de 2020 por la presidenta global del programa de vacunas de Pfizer, Nanette Cocero, y la comisaria europea de la Salud, Stella Kyriakides.

Hasta esta semana no se conocía el precio pagado por cada dosis, sólo se había publicado en Twitter que la Unión Europea había pagado 12 euros (unos 14,40 dólares), y que por eso las compañías tardaban en entregar las vacunas.

En cambio, los precios sin impuestos acordados entre Cocero y Kyriakides eran 17,50 euros por las primeras 100 millones de dosis y 13,50 euros hasta las 200 millones, con la opción de comprar 100 millones más a 15,50 euros (un promedio entre las cotizaciones anteriores) si se encargaban antes del 21 de diciembre de 2020.

Por estos días la estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech son las principales proveedoras de la vacuna contra el coronavirus en Europa dadas las demoras que experimentaron AstraZeneca y Johnhon & Johnson.

De hecho, esa ralentización en la entrega de las dosis dejó en la cuerda floja a las compañías frente a la Unión Europea.

Además el contrato estipula que Pfizer y BioNTech no se hacen responsables de los daños que su vacuna pueda provocar a terceros o empresas, sino que delegan toda la carga en la Comisión Europea y las autoridades de los países miembros.

Pfizer se responsabiliza de la correcta fabricación del suero, pero una vez entregadas las dosis queda liberada de la posibilidad de pagar cualquier tipo de indemnización, aunque no está claro si eso incluye efectos adversos no descritos en la ficha técnica de la fórmula.

Los términos de Pfizer y BioNTech para Europa hacen eco de los contratos leoninos que habrían cerrado con Chile, Perú y otros países de Latinoamérica.

En principio la Comisión Europea pagó 700 millones de euros como adelanto (3,5 euros por dosis) y luego cada país miembro abonó el resto del monto de acuerdo a la cantidad de vacunas que requirió para su población.

La demora de Pfizer en entregar las vacunas a varios países de Europa, entre ellos España, habría sido producto de un desperfecto en su planta en Bélgica y no por una cuestión monetaria o porque el bloque regional autorizó el pedido seis días después del 15 de diciembre.

La Unión Europea firmó un segundo contrato con Pfizer y BioNTech para otros 300 millones de dosis de su vacuna contra el coronavirus que deberían ser entregadas en 2021.

Además se está negociando un tercer acuerdo por el que las farmacéuticas venderían 1.800 millones de dosis de vacunas a la Unión Europea para 2022 y 2023, la mitad de ellas opcionales.

Fuente: Minuto Uno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue to use this site we will assume that you are happy with it. Ok