Iguazu; Luego de la persecución mortal el detenido fue imputado por homicidio doloso

La imagen puede contener: una o varias personas, noche y exterior

El lunes a la mañana el hombre detenido bajo sospecha de haber tenido un rol protagónico en la muerte de Natanael Moreira (19) fue imputado por el delito de homicidio doloso en accidente de tránsito y lesiones, por lo que continuará privado de la libertad mientras avanza la investigación en el ámbito judicial. La Justicia investiga si provocó la caída de Moreira de la motocicleta en la que circulaba junto a dos amigos mientras eran perseguidos bajo amenaza de muerte sobre la avenida Victoria Aguirre de Puerto Iguazú.

Se trata de Hugo Ramón C. (20), quien enterado de que lo buscaban por su participación en el episodio que derivó en el deceso del joven se presentó en la sede policial junto a un abogado. En la víspera compareció a la instancia indagatoria pero ante el titular del Juzgado de Instrucción Tres, Martín Brites, se abstuvo de declarar

Investigación

Apoyada principalmente en una serie de testimonios, permitió reconstruir que el sábado 13 de julio Natanael viajaba como acompañante en una motocicleta junto a dos amigos y murió al caer del rodado mientras eran perseguidos por otro similar desde el cual sus dos ocupantes los amenazaban de muerte o al menos eso es lo que contaron los sobrevivientes además de un testigo presencial del episodio que terminó siendo mortal.

Los heridos relataron ante los investigadores policiales que esa noche estaban en una fiesta de 15 años de una amiga en el barrio Unión de Iguazú y los sujetos, a quienes supuestamente no conocen, fueron parte de una pelea en las inmediaciones, aunque negaron haber tenido participación.

Manifestaron que al salir de la celebración y después de unas cuadras comenzaron a ser perseguidos por el dúo a bordo de una moto negra, por lo que para ponerse a salvo aceleraron la propia e ingresaron a contramano por la citada avenida hasta que en determinado momento fueron alcanzados, encerrados con una brusca maniobra y en velocidad, uno de los sujetos pateó la rueda delantera, ocasionando la caída de los tres con el trágico desenlace.

Esos testimonios encastraron perfectamente con el de un testigo ocasional que estaba apostado en la zona vendiendo chipa de almidón, quien no solo confirmó que las víctimas huían de los violentos motorizados sino que incluso agregó que uno de estos empuñaba un cuchillo y gritaba “te voy a matar” mientras el otro aceleraba para acercarse a las víctimas.

fte: el territorio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para asegurarnos de brindarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está satisfecho con él. Ok