Lograron un acuerdo y se levantó la protesta policial

El básico de un agente se irá a $6125 y el sueldo final de septiembre será de $44.885. No habrá persecución ni despidos contra los huelguistas. Y las horas extras se pagarán contra mes vencido, los días 20.

POSADAS. Poco antes de la medianoche de este miércoles, el Gobierno y los policías y penitenciarios activos y pasivos de toda la provincia acordaron una salida rápida al conflicto salarial que se potencializó el último fin de semana. De esta manera, el Gobierno acordó pagar en setiembre un aumento en el básico de los uniformados en actividad, que repercutirá en los sueldos de bolsillos.


Por ejemplo, el último rango de los cargos de las fuerzas de seguridad provincial, el agente, recibirá un aumento del $16.133, donde el básico será de $6.125 y el sueldo neto a cobrar se va a $44.845. En la nueva escala salarial pactada en la “mesa de negociación”, se puede observar entonces que los aumentos salariales conquistados esta noche por la protesta policial, van desde 16 mil pesos hasta los 24.473 que cobrará un comisario mayor.
Las negociaciones se extendieron por más de ocho horas y la Sala de Situación del tercer piso de la Jefatura de Policía fue el lugar elegido para cerrar el trato, y de esta manera ponerle fin a dos días de movilización y marchas.


El acuerdo fue firmado por los Ministros de Gobierno, Marcelo Pérez, y de Hacienda, Adolfo Safrán, el jefe de Policía Zenón Cabrera, el subjefe Carlos Merlo, el Director de Liquidaciones de la Contaduría General, Miguel Dos Santos, y el diputado nacional Ricardo Welbach, por el lado del oficialismo gobernante.
Y al menos una media docena de delegados de policías y penitenciarios, de la familia policial, y de los retirados, que lideró el suboficial mayor Ramón Amarilla, ahora con goce de retiro, pero que también participó en las negociaciones del acuartelamiento del verano de 2012, cuando en esa época era un policía en actividad.

Los otros puntos del acuerdo


El pacto que selló el acuerdo entre las partes, los policías se ocuparon de incorporar varios puntos para evitar que exitan persecuciones o traslados contra aquellos uniformados en actividad que lideraron las movilizaciones, principalmente efectivos que vinieron del interior misionero.
Por ejemplo, el Gobierno prometió con su firma que “no habrá sanciones administrativas ni judiciales” sobre los hechos que tengan que ver con la manifestación.


Otro de los puntos señala que “el mencionado aumento se aplicará sobre los salarios básico y adicionales complementarios, que garanticen un incremento del sueldo del bolsillo entre los haberes netos del mes de julio de 2020, y los haberes netos de septiembre, conforme al cuadro anexo” (ver foto).
También que la Administración de Policías asegure la liquidación de horas extras del mes vencido para los días 20 y 22 del mes inmediato siguiente.

Y finalmente las partes se comprometieron a mantener la “mesa de diálogo” abierta a fin de continuar abordando los temas que se han planteado en las reuniones de los últimos dos días, tiempo en que se extendió la caravana, entrega de petitorio en Casa de Gobierno y el acampe frente a Jefatura, donde esta madrugada comenzaba la desconcentración de los policías, penitenciarios y sus familiares.

fte:poderypolitica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue to use this site we will assume that you are happy with it. Ok