Misiones analiza la reapertura de parques provinciales y campings

Si la curva de casos de coronavirus COVID-19 en Misiones se mantiene como hasta ahora y la provincia avanza de fase hasta llegar a la de distanciamiento social, en los próximos días podrían conocerse más excepciones al aislamiento social, preventivo y obligatorio.

El gobernador Oscar Herrera Ahuad tiene en su escritorio la propuesta final de reapertura de los parques provinciales que administra el Ministerio de Turismo.

ANP – PARQUES PROVINCIALES

Fuentes consultadas indicaron que junto con los Parques, se podrían habilitar únicamente para los misioneros los balnearios municipales con fines recreativos. Paralelamente, siempre que no se produzca un brote de casos de COVID-19, el Gobierno provincial podría reactivar la hotelería y alojamientos que se adaptaron a las medidas sanitarias de la pandemia, siempre pensando en una familia de misioneros que necesita ese servicio por razones sociales, de salud o por trabajo al igual que los viajantes.

Las mismas fuentes aclararon que este reinicio no implicará que vuelva por ahora el transporte de media y larga distancia ni el turismo nacional o interprovincial.

Cabe recordar que desde la Administración de Parques Nacionales desestimaron el inmediato reinicio de actividades en Iguazú, cuyo protocolo no fue aprobado.

En el caso de los misioneros como Moconá (El Soberbio), de la Cruz de Santa Ana, Encantado (Aristóbulo del Valle) y las Reducciones Jesuíticas (San Ignacio, Santa Ana, Santa María y Loreto)  elaboraron un completo protocolo con limitación de visitantes y sus paseos, la venta de tickets online, entre otras exigencias.

La decisión se podría conocer esta semana, cuando Herrera Ahuad anuncie un paquete de medidas para el sector del turismo, a través del Fondo de Crédito de Misiones. Mientras tanto se aguarda la llegada de los aportes prometidos por el Ministerio de Deportes y Turismo de la Nación (ver recuadro).

Si Herrera avanzara con la hotelería para misioneros, también existe una propuesta de protocolo para los alojamientos. Incluso en Oberá ya dieron un paso más al conseguir la aprobación por ordenanza de las medidas de bioseguridad con tal de retomar el trabajo.

Protocolo general

El texto del protocolo que quedó a consideración de Herrera Ahuad y los ministros de Salud y Gobierno provincial, se estableció un circuito a cumplir por parte de los visitantes. Y medidas de seguridad para los empleados y guías de turismo.

Así, al ingreso a cada predio, los turistas serán recibidos por un operario para verificar el uso correcto del tapaboca y guiar y controlar el paso de cada individuo por la cabina de desinfección. Luego accederán a una bacha para la higiene de manos y se les medirá la temperatura.

Si la persona presenta una temperatura superior a 37,5°C, no podrá ingresar. Superada esta etapa, podrá acceder al sector de boletería, respetando el distanciamiento señalizado, y firmarán una ficha sanitaria con carácter de declaración jurada.

Deberán recorrer de a dos personas, guardando una distancia de por lo menos 2 metros entre sí, evitando las fotografías grupales. Se permitirá el ingreso de hasta dos personas simultáneamente a los baños públicos. Se propone evitar el uso de bolsos, carteras o mochilas que no sean estrictamente necesarios.

Propuesta para parques

Los visitantes podrán permanecer como máximo tres horas dentro de cada parque provincial. El turista deberá ingresar con tapabocas, guantes, alcohol en gel y su propia bolsita para guardar sus residuos. Zapato cerrado y ropa que cubra brazos y piernas para evitar picaduras.

Una vez adentro, los paseos guiados se limitarán a no más de 10 personas por grupo, manteniendo una distancia mínima de 2 metros entre cada una. En los miradores sólo podrá haber un visitante cada 4 metros cuadrados.

Los restaurantes podrán albergar simultáneamente a 36 personas, con un máximo de permanencia de 90 minutos. En el caso del Santanero Bar, de la Cruz de Santa Ana, la capacidad máxima simultánea será de 12 personas (o 24 con el balcón exterior, si las condiciones climáticas lo permiten), mientras que en el Mariposario sólo podrá haber 4 personas al mismo tiempo, con una permanencia máxima de 15 minutos. En la capilla sólo podrá haber 20 personas en simultáneo.

En el caso de los Saltos del Moconá, los paseos náuticos se limitarán a la mitad de la máxima capacidad de carga de cada lancha y se deberá desinfectar los chalecos y la embarcación entre paseo y paseo.

Propuesta en las Reducciones

Los guías, además de tapabocas, deberán usar protectores faciales.

Los recorridos no deberán ser de más de 20 personas separadas dos metros entre sí. El resto de visitantes deberá aguardar en un sector específico al siguiente turno guiado. El Centro de Interpretación de San Ignacio Miní permanecerá cerrado hasta tanto las autoridades sanitarias determinen el cese de la pandemia.

Los museos podrán ser visitados por hasta 5 personas a la vez, respetando el distanciamiento mínimo.

Demoras de la Nación

El pasado viernes, mediante plataforma online, sesionó el Consejo Federal de Turismo (CFT) donde el ministro nacional Matías Lammens dialogó con sus pares provinciales. Hubo previamente a este muchas expectativas respecto a posibles anuncios de remisión a las provincias de la asistencia económica que la Nación lanzó para las empresas del rubro que siguen cerradas desde el inicio de la cuarentena obligatoria.

Sin embargo, el encuentro terminó sin ninguna precisión respecto de la imperiosa necesidad que tienen las PyME y monotributistas del turismo de conseguir alguna ayuda al seguir sin poder trabajar.

El ministro Lammens destacó las distintas herramientas de apoyo al sector turístico, como los tres fondos del Plan de Auxilio, Capacitación e Infraestructura para el Turismo (PACIT): Fondo de Auxilio y Capacitación Turística para MiPyMEs, el Fondo de Auxilio para Prestadores Turísticos (APTur) autónomos Pero se notó el reclamo de varias jurisdicciones para que las definiciones lleguen, a fin de dar respuesta a los pedidos.

El flamante coordinador del CFT, Javier Espina, anunció que se realizarán a partir de la semana que comienza reuniones por región para tratar temas de conectividad y la posibilidad de trabajar en corredores entre provincias. En las mismas se podrían ir cerrando estrategias para bajar la ayuda financiera tan anunciada como esperada.

Otro paso planificado es la finalización de los protocolos de diferentes rubros del área turística para el momento en que puedan volver.

Fuente: Primera Edicion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue to use this site we will assume that you are happy with it. Ok