Misiones trabaja en la vuelta a clases, pero sin fecha definida

Misiones está en el lote de nueve provincias que podrían retomar las clases presenciales después del receso invernal. Pero todavía no se confirma fecha ni modalidad, según señalóel gobernador Oscar Herrera Ahuad.

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, mantuvo una teleconferencia con gobernadores y ministros de Educación para comenzar a delinear el regreso a clases y el aporte que hará la Nación. En principio se enviarán 2300 millones de pesos para que todas las jurisdiccciones comiencen a efectuar obras en sus escuelas con el fin de adecuarlas a los protocolos marco aprobados en el Consejo Federal de Educación, informó hoy el Ministerio de Educación.

Las provincias de Catamarca, Corrientes, Formosa, San Juan, Santiago del Estero, Santa Fe, San Luis y Tucumán, serían las que están en condiciones de regresar a clases después del receso, en una fecha estimada en el 3 de agosto, mientras que en el resto de las jurisdicciones “se seguirá dialogando” a la vez que en el Área Metropolitana Bonaerense (AMBA) “se va a esperar hasta después del 17 a tener un panorama más claro”, dijo el ministro de Educación, Nicolás Trotta.

En el caso de Misiones, Herrera Ahuad ratificó que no hay fecha definida. “Nosotros vamos a ser cautos. No ponemos fecha. La numerología de los casos no exime de riesgo por el contexto regional que estamos. Gran parte de nuestra ruralidad limita con Brasil”, apuntó.

Otro dato saliente es que antes de reiniciar las clases presenciales, se debe poner en marcha el transporte interurbano, que tampoco tiene fecha.

El 3 de agosto en realidad es la fecha de la vuelta del receso en provincia de Buenos Aires, pero no es así en todas las provincias. En Misiones es el 27 de julio. “Hay un escenario epidemiológico que debe ser seguro para todos y una vez que esté claro, se decidirá la fecha y lo anunciará el Gobernador, pero no hay ninguna fecha“, ratificó el ministro de Educación, Miguel Sedoff.

Por su parte, Trotta aseguró que “el retorno a las clases presenciales será en modo escalonado, empezando por las localidades del interior que están en fase cinco y siguiendo con los grandes conglomerados”.

En la teleconferencia se coincidió en el criterio de una vuelta escalonada y progresiva, con asistencia alternada y oferta combinada en zonas libres de casos de coronavirus.

Otro criterio para ese escalonamiento fue la baja densidad poblacional, el menor uso de transporte y la ruralidad en los casos en que existen escuelas con plurigrados.

A la vez, se focalizará la vuelta a las clases presenciales en aquellas escuelas en donde existan estudiantes con mayor necesidad de continuidad pedagógica por las limitaciones o ausencia de conexión a Internet.

“En cuanto a las provincias patagónicas, desde La Pampa hacia el sur , siempre teniendo en cuenta el análisis de la realidad epidemiológica y el sostenimiento nulo o bajo nivel de circulación del virus, estamos proyectando el regreso para fines de agosto y principios de setiembre”, dijo Trotta.

En la reunión con los nueve gobernadores se acordó el envío de recursos para las 24 jurisdicciones del país para realizar obras menores que exigen los protocolos aprobados, como el acceso al agua potable.

Los recursos “serán complementarios” a los que destinen las provincias de sus presupuestos y se distribuirán de acuerdo “a criterios objetivos de las necesidades de cada provincia en función de sus niveles de vulnerabilidad y pobreza”, dijo el jefe de gabinete del ministerio, Matías Novoa.

En este sentido, la inversión consiste en 2.300 millones de pesos desglosados de la siguiente manera: 500 millones en transferencias de hasta 50.000 pesos directo a las escuelas, que priorice la provincia para la vuelta a la presencialidad.

Estos recursos estarán destinados a la adquisición de insumos como alcohol, lavandina, artículos de limpieza, tapabocas, etc.

También se girarán 1300 millones de pesos para obras destinadas a provisión de agua, reparaciones de sanitarios y acondicionamiento de higiene y seguridad.

Y otros 500 millones de refuerzo del programa de infraestructura escolar, destinado a reparaciones menores de las escuelas.

“Nosotros tenemos un comité de epidemiólogos y científicos que definirán de acuerdo al contexto epidemiológico”, precisó el Gobernador.

Fuente:Economis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue to use this site we will assume that you are happy with it. Ok