No a la Villa turística

El día sábado pasado los vecinos autoconvocados de la localidad de puerto Iguazú, se manifestaron en el ingreso a la ciudad sobre ruta 12, en contra de la implementación del proyecto Oportunidades Naturales propuesto por el gobierno nacional para el Parque Nacional Iguazú. Durante toda la mañana los vecinos realizaron cortes intermitentes con duraciones no mayores a 5 minutos, con la finalidad de promover el descontento que existe en la comuna por la decisión del gobierno en querer usufructuar un área protegida por nuestras leyes nacionales.

Los trabajos de información, se realizaron boca a boca, con panfletos y pancartas, y fueron ampliamente apoyados por los conductores y turistas que por allí pasaron.

Cabe destacar que el Parque Nacional Iguazú, es uno de los sitios más concurridos en la argentina y ya posee mucha inversión edilicia y de servicios en sus instalaciones, no es necesario que continúen derrumbando arboles y matando animales o quitándolos de su habitad para brindar más comodidades a los visitantes.

Dentro de la nota que redacto el periódico pagina 12, donde se expone la situación y quienes estarían a favor de la implementación de este proyecto, deberíamos agregar que la provincia es netamente renovadora y debería ir en contra del partido de turno en sus decisiones, no por velar los intereses de los ciudadanos, si no por el simple hecho de comparar todo con un River vs Boca; pero los hechos demuestran que las cosas no son así, la dirigencia de la provincia no gestiona la cancelación del proyecto dentro del Parque Nacional Iguazú; el nuevo presidente del concejo federal de turismo, el ministro de turismo José Maria Arrua, hace caso omiso al pedido de la comunidad y continua difundiendo la suspensión y no la cancelación de la implementación del proyecto Oportunidades Naturales.

Contemplando esta situación, lamentablemente debemos pensar que la defensa de un ambiente natural, depende de la tajada que te corresponde de la torta y no de las convicciones como ser humano que vela por un futuro mejor para la población.

El Gobierno presentó en noviembre de 2018 el proyecto “oportunidades naturales”. El programa impulsado de manera conjunta por la secretarías de Ambiente y Turismo tiene como objetivo la concesión de tierras dentro del ámbito de veinte Parques Nacionales, para el emplazamiento de complejos turísticos que serán explotados por grupos empresariales de capitales privados nacionales y extranjeros. La iniciativa se encuentra en su fase informativa y de definiciones respecto de detalles de implantación, como así también de espacios de uso público seleccionados. El Parque Nacional Iguazú (PNI) es la prueba piloto del programa.

El primero de los proyectos es la Hostería Reserva Alto Iguazú (ex Yvy Pora). Corresponde a tierras que fueron donadas al PNI por la Fundación Vida Silvestre Argentina en 2017. El contrato de donación establece que en el transcurso de los dos años, se debe desarrollar un programa de gestión participativo articulado con el Plan de Gestión del PNI donde se establezca una zonificación del área donde se detalle los usos y actividades permitidas que allí se realicen. El mismo deberá integrar a representantes de la comunidad local, del gobierno municipal de la localidad aledaña de Comandante Andresito y a representantes de otras áreas protegidas aledañas del PNI. El contrato de donación establece la restricción del inmueble a cualquier tipo de explotación comercial.

Una segunda iniciativa es el denominado “Glamping” Temático de la Selva. Las coordenadas geográficas informadas inicialmente para instalar el “camping glamour” correspondían a tierras ubicadas dentro de la zona intangible del PNI. Luego, los funcionarios a cargo del proyecto informaron que en realidad se trataba de las tierras correspondientes al un antiguo camping ubicado en tierras del PNI de uso sensu stricto que, según establece el Plan de Gestión vigente del parque, limita la instalación de infraestructura para un campamento de lujo.

La Hostería Iguazú Inferior, por su parte, corresponde a tierras del PNI aledañas a tierras privadas denominadas. Son 600 hectáreas donde se encontraban comunidades originarias y hoy se emplazan complejos hoteleros y lodges de primera categoría. Las comunidades originarias han quedado restringidas a una pequeña porción de ese territorio. En esta zona el plan de gestión del PNI prevé establecer el aprovechamiento de recursos con desarrollo de actividades productivas, propicias para el ámbito del parque en conjunto con las comunidades guaraníes. También se ha proyectado el uso público intensivo para la realización de un área recreativa para los residentes locales con el objetivo de vincular a la comunidad local con el PNI.

Las zonas elegidas por los responsables de implementar el programa “oportunidades naturales” evidencia el grado de improvisación con la que se pretende intervenir el área natural protegida del PNI para el desarrollo de negocios empresariales privados. Datos geográficos erróneos, desconocimiento del impacto de la antropización sobre la flora y la fauna autóctona en el Parque Nacional emblema de la biodiversidad Argentina, desconocimiento sobre las zoonosis a las que se podría exponer a los turistas, perjuicios económicos para miles de familias que dependen de que el turismo llegue a la Ciudad de Puerto Iguazú, y desprecio por el desarrollo cultural y económico de las Comunidades Guaraníes originarias son algunos de los puntos principales que se destacan en esta iniciativa. A la carencia de rigurosidad científica, ambiental y cultural con la cual se busca implementar el proyecto se le suma la violación de legislaciones vigentes como la ley de Parques nacionales y la ley General del Ambiente.

Como reconocieron las autoridades del PRO en Misiones la información sobre el impacto ambiental que podrían tener las modificaciones propuestas sobre la flora y la fauna no ha sido recabada. Aunque los representantes del gobierno nacional anticipan la suspensión de los proyectos para “continuar estudiando el impacto ambiental”, el PRO misionero olvida mencionar que la comunidad de Puerto Iguazú en su conjunto se expresó de manera determinante en contra del proyecto empresarial debido a las consecuencias ecológicas y económicas que este implica. 

*Licenciado en Biología – Dr. en Ciencias Naturales.

Fuente Pagina12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue to use this site we will assume that you are happy with it. Ok