Un misionero participará en la prueba de una vacuna contra el coronavirus

Eugenio Albretch

Eugenio Albretch es uno de los voluntarios para la inoculación que se realizará el 15 de agosto en el Hospital Militar Central “Cosme Argerich”. La tercera fase del estudio es en conjunto con EEUU y Brasil.

Argentina es uno de los países seleccionados para participar de la tercera fase de prueba de una vacuna contra el coronavirus. Este proyecto de investigación surgió desde las compañías farmacéuticas Pfizer y BioNTech y contará con la participación de Brasil y Estados Unidos.

En el país, es en el Hospital Militar Central de Buenos Aires donde se reunirán todos los voluntarios que se sumaron a la convocatoria para encontrar una cura para el COVID-19 y detener el avance de la pandemia.

Entre quienes se postularon para la inoculación experimental se encuentra el misionero Eugenio Albretch, trabajador esencial que actualmente reside en Buenos Aires junto a su familia.

Un mensaje de esperanza

Más allá de la preocupación por la posibilidad de contagiarse del virus, Albretch indicó que “estoy muy entusiasmado y lo tomo como una responsabilidad con la humanidad, no por una cuestión egocéntrica sino desde mi compromiso de fe, con la justicia y como cristiano es un llamado de Dios para que juntos podamos salir adelante de esta situación”.

A la distancia y al comparar el contexto vivido en Buenos Aires, remarcó que “creo que Misiones tiene una oportunidad histórica de ser un ejemplo. Veo actitudes y medidas muy buenas que me enorgullecen como misionero pero también veo mucha irresponsabilidad de personas conocidas que relativiza lo que está sucediendo”.

Como parte del mensaje de esperanza, expresó también que “como misionero que vive atrapado en esta jungla, rodeado en tu propia cuadra de la enfermedad, mi llamado a mis hermanos y hermanas es que hagan caso a las autoridades sanitarias, no se junten, porque cuando la situación se dispara es muy difícil volver hacia atrás. Acá, las medidas tomadas no tienen precedentes y sólo pueden entenderse cuando se están viviendo. Así que llamó a todos a ser responsables porque aunque parezca que es excesivo hay que prestar atención y tener cuidado, para salir adelante con todo esto. Esperemos pronto volver a abrazarnos, celebrar y hasta tomar un mate juntos”

Fuente: Primera Edición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue to use this site we will assume that you are happy with it. Ok