Rocky: ¿Qué pasó con Tommy Morrison? la estrella que brilló junto a Sylvester Stallone

Sylvester Stallone y Tommy Morrison, en una escena de Rocky V. Créditos: United Artists

Pocos conocen este pasaje en la saga de boxeo. El antagonista de la quinta película de Rocky derrotó a George Foreman, pero su éxito no le favoreció años después.

Esfuerzo, sudor y lágrimas. Tommy Morrison es recordado por ser el antagonista de Rocky V, considerada por la crítica como la cinta más floja de la saga del ‘Garañon Italiano’.

Sin embargo, pocos saben que Morrison fue campeón mundial de los pesos pesados de boxeo en 1993, tras derrotar al legendario George Foreman.

Una promesa del boxeo

Morrison nació el 2 de enero de 1969 en Arkansas, Estados Unidos. De ascendencia escocesa por parte de padre y nativo americano por el lado de su madre, estuvo relacionado con el mundo del box gracias a su hermano mayor.

Gran parte de su niñez y adolescencia la pasó en Oklahoma, donde se convirtió en campeón. Con 19 años participó en los Juegos Olímpicos de Seúl 88, pero perdió en la final ante Ray Mercer, quedándose con la medalla de plata.

El 10 de noviembre de 1988 debutó como boxeador profesional en Nueva York y en 1989 ya contaba con 19 combates, con 19 victorias, 15 de ellas por nocaut.

Su papel como Tommy Gunn en Rocky V

Después de su racha de victorias, Sylvester Stallone le ofreció un papel a Morrison en Rocky V, en donde interpretó a Tommy Gunn en 1990.

Lamentablemente la cinta no fue del agrado del público y la crítica. Su personaje no fue bien recibido, ya que mostraba a un pupilo malagradecido, que no se comparaba con los anteriores rivales a los que se enfrentó el ‘Garañon Italiano’; como Ivan Drago, Clubber Lang y Apollo Creed.

La película fue la menos taquillera de la saga y el personaje de Morrison, enterrado. El mismo Stallone no está de acuerdo con la quinta parte y acepta que es la peor película de la franquicia.

La vida de Tommy Morrison después de Rocky V

Morrison se hizo más conocido por la película y en 1991 enfrentó su primer combate por un título, ante Ray Mercer, quien le derrotó por primera vez con un KO en el quinto round.

Este tropiezo no lo detuvo y en junio de 1993 ganó el título de pesos pesados de la WBO al imponerse al famoso George Foreman. Sin embargo, lo perdió en octubre del mismo año, ante Michael Bentt.

El descenso de Tommy Morrison

En 1996 todo cambió para el boxeador: la Comisión Atlético de Nevada reveló que Morrison dio positivo en una prueba de VIH. El boxeador admitió tener sida y anunció su retirada del cuadrilátero.

La polémica llegó diez años después, cuando admitió que las pruebas que le realizaron estaban adulteradas y en 2007 se realizó cuatro exámenes, los cuales dieron negativo.

Es así que vuelve al ring y disputa una pelea contra John Castle, donde resulta ganador. Sin embargo, el New York Times realizó una investigación que determinó que Morrisson falseó los test al usar sangre diferente a la suya.

grupo larepublica
Tommy Morrison vs. John Castle en 2007. Créditos: YouTube

La reputación del boxeador se desplomó y con los años desapareció de la vida pública, hasta agosto de 2013, cuando su madre reveló que le quedaban pocos días de vida debido al sida.

Tommy Morrison falleció el 1 de setiembre de ese mismo año, a los 44 años de edad. La causa del deceso ocurrió por un fallo multiorgánico, provocado por una infección. El púgil dejó dos hijos, llamados Trey Kenzie, que continúan con el legado de su padre en el cuadrilátero.

grupo larepublica
Tommy Morrison en 2013. Créditos: difusión


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue to use this site we will assume that you are happy with it. Ok