Quien fue Ilse Koch, apodada la «Zorra» «La Bruja de Buchenwald»

La protagonista

Se conocen en la historia distintos casos pero singular y curioso es el de Ilse Koch, apodada la «Zorra» «Bruja de Buchenwald» (1906-1967).

Nacida en Dresde y empleada en una librería, inclinó su afición a obras cercanas a la ideología nazi y terminó comulgando con sus demenciales ideas.

Se enamoró y casó con Karl Koch, un teniente mayor que ella diez años, miembro los oficiales de las SS.

Ilsa, rapidamente comenzo a abusar de su privilegiada posición: puesto que a numerosos prisioneros de los campos de concentraciónno no solo torturó , sino que también los utilizó para saciar sus apetitos sexuales en orgías conjuntas con su marido y otros matrimonios de la alta jerarquía nazi.

Disfrutaba de observar a los prisioneros desnudos, asi escogeria facilmente a los que tuvieran tatuajes de su gusto, matarlos y quitarles la piel.

Con su piel , ella confeccionó billeteras, encuadernaciones de libros, carteras, pantallas para lámparas o incluso pulgares momificados que usaba como interruptores.

Se servía, además. de muchos de estos artículos como obsequio para esposas de otros oficiales o incluso para agasajar a autoridades de mayor rango. De esto ha quedado constancia gracias a Kurt Glass, jardinero preso de los Koch y testigo de los juicios de Dachau en 1947.

La crueldad de esta mujer dejaba por debajo la de Hitler pues, por ejemplo, gustaba de torturar a latigazos a los prisioneros que no la saludaran o que simplemente no la mirasen con el debido respeto.

Era su esposo complacía sus retorcidos apetitos, le suministraba los fondos públicos que necesitaba para ello. El , aunque estuvo protegido por Himmler, termino ejecutado por los sus compañeros nazis en el mismo campo de concentración que dirigió, en abril de 1945.

Ilse Koch fue capturada y encarcelada, y aunque solicitó su ejecución, fue condenada a cadena perpetua.

En 1951, el General Lucius D. Clay le concedió la libertad por falta de pruebas; pero fue encarcelada de nuevo.

En 1967 hizo una carta negando los hechos por las que la habían acusado y se suicidó ahorcándose con unas sábanas en la cárcel de Ahíchach.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue to use this site we will assume that you are happy with it. Ok