Intenso malestar entre los empresarios de Iguazú por las intimaciones del Ministerio de Trabajo

Empresarios hoteleros y gastronómicos de Puerto Iguazú expresaron su creciente fastidio por recibir nuevas intimaciones de parte del Ministerio de Trabajo, que busca conocer la documentación de pagos de los establecimientos en los últimos meses. En ese sentido, remarcaron que al atravesar una crítica situación  comercial producto de la pandemia del covid-19 y la falta de actividad para el sector, con el pedido de documentaciones solamente se logra exasperar aún más los nervios de los empresarios preocupados por un contexto complicado y sin perspectivas de cambios positivos en un futuro inmediato.

El Sindicato de Comercio envió un escrito a la cartera provincial que conduce Silvana Giménez, solicitando información de un grupo de empresas vinculadas a la actividad turística. En dicha nota, este medio se hizo eco del accionar del gremio, que muchos empresarios consideraron discrecional.

Al respecto, en diálogo con el diario Primera Edición, Marcelo Ghione, integrante del Comité Ejecutivo de la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHT), comentó: “Algunos establecimientos hoteleros recibieron nuevas intimaciones por parte del Ministerio de Trabajo, solicitando información que tiene que ver con los recibos de sueldos y sobre los acuerdos firmados. Básicamente piden información de las empresas en relación a su documentación”.

“Este es un momento muy duro que están viviendo las empresas para subsistir. La matriz de producción está desmadrada, se ha desequilibrado todo, y si encima las empresas reciben ciertos requerimientos, todo se hace mucho más difícil aún”, manifestó.

Al mismo tiempo destacó: “Hay malestar entre los empresarios porque no dan más. Iguazú en este momento atraviesa un momento terrible. Todos los hoteles y el 90% de los comercios están cerrados. No entra un solo turista y la ciudad por su especificidad, al ser 100% turística, no tiene alternativa de generar  algún ingreso”.

Por ello, consideró que “en lo que tiene que ver con requerimientos sería mejor esperar un tiempo prudencial y tratar de entender la profunda crisis sin igual que nos golpea. Por más que hubo otras situaciones complejas, esta crisis en Iguazú nunca se vivió, a este nivel de gravedad, y que además no se sabe cuánto tiempo más va a durar”.

“Por eso, el empresariado le hizo una solicitud al ministro de Turismo, José María Arrúa, para que interceda con el Ministerio de Trabajo y se ponga un manto de tranquilidad en este momento tan difícil que afronta tanto el turismo, como el comercio, la hotelería y gastronomía de Puerto Iguazú. Solicitamos que en estos momentos de tanta dureza tengan consideración y brinden acompañamiento para bajar un poco los decibeles”.

Cuestionaron a EMSA por elevadas facturas

En relación a las abultadas facturas de energía eléctrica que llegaron a los establecimientos, Ghione indicó: “Esto se vino dando en los últimos meses. Estamos volviendo a hacer un reclamo a EMSA para que los hoteles que están completamente cerrados, sin operar, puedan acceder no sólo a la financiación de las facturas anteriores sino también que puedan pagar la tarifa mínima, la más económica”.

“Pedimos la consideración que se les cobre la tarifa más baja, y que todo lo adeudado a EMSA se pueda pasar para el 2021 cuando Iguazú comience a recibir de nuevo al turismo. Entendemos que hasta fin de año todo seguirá siendo muy duro. El principal centro emisor de turismo para Puerto Iguazú es Buenos Aires donde el coronavirus está en su máxima expresión. Entonces vemos que la reactivación de la actividad y la economía en Iguazú se va a dar recién a partir de enero del año que viene”, señaló.

“Las facturas de marzo y abril llegaron con valores similares a los meses de temporada. Entiendo que EMSA ya debe haber instrumentado algún tipo de mirada con un mayor nivel de seriedad. Pero todavía no está resuelto, esas facturas se recibieron y han sido abultadas. Según nos contestaron, esto pasó porque no salieron a medir, producto de la cuarentena, tomaron el mismo cálculo que el mes anterior, pero en el mes que copiaron la hotelería estaba a un 80% o 90% de su actividad, y después se derrumbó todo. Ojalá las respuestas sean favorables, no sólo en la veracidad de la medición sino también para lograr la financiación de lo atrasado y que se pueda pasar al 2021”, agregó.

A su vez, el presidente de la Asociación Hotelera, Gastronómica y Afines de Puerto Iguazú (AHGAI), Santiago Lucenti, expresó al mismo diario que “más de una vez solicitamos el no cobro del servicio eléctrico a los comercios que están cerrados. Los números que vienen, tanto para hoteles como restaurantes, son muy altos y no coinciden con el consumo que tienen los establecimientos cerrados. Es un reclamo permanente y lo único que hemos logrado hasta el momento es el diferimiento del pago, pero no conseguimos que no nos cobren”.

Sobre su caso puntual, informó: “con los hoteles cerrados, nos llegan boletas de  $120.000 a $130.000 de luz, cuando no hay ningún aire acondicionado prendido, ni calderas, ni ascensores funcionando, solamente algunos focos encendidos, y vienen esos montos que son una locura”.

Panorama negativo

“La gran crisis del sector se verá cuando se pueda volver a abrir, porque es muy probable que un gran porcentaje de las empresas lleguen a quebrar y no puedan reabrir. El sector en general está destruido. Las agencias de viaje, todos nuestros clientes, están en cesación de pagos, no nos han pagado siquiera los servicios de febrero. Por eso va a ser muy difícil lograr que se vuelvan a poner en marcha los establecimientos porque no vamos a encontrar clientes. La situación es desesperante”, expresó Santiago Lucenti.

Con información de: Primera Edición por el independiente Iguazu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue to use this site we will assume that you are happy with it. Ok