La Leyenda del Zorzal Colorado

Según relatan los guaraníes, el “Zorzal” era un hombre joven que amaba a “Agüaí”. La misma naturaleza era testigo de este gran amor, el río, los montes, las aves, las plantaciones y sus flores, todo alrededor daban fe de este amor infinito.
Zorzal era un excelente cazador, de hecho conocía todos los secretos de la selva. Después de dedicarse a la caza, por las tardes paseaba con su amada y con su flauta dulce le hacia canción. Así pasaban los días y disfrutaban de su amor, pero lamentablemente no todos estaban conformes con esta relación y sucede algo inesperado.
El hechicero descontento convence al Cacique, alegando que vendrían desgracias al pueblo por culpa de aquel amor. Sin dudarlo agarran al joven guerrero y lo atan a un árbol, de inmediato comienzan las flechas que cayeron sobre el pecho de Zorzal y partiendo su corazón cae muerto.

Tristemente su pecho se tiño de rojo y su flauta cayó a la tierra, dejando en desconsuelo a la joven enamorada del guerrero. Sin embargo, al amanecer del día siguiente llega al lugar Agüaí, precisamente en el árbol donde lo ataron y le pusieron fin a su vida.
Pero para sorpresa de “Agüaí” se encuentra en el mismo árbol un ave que tenía su pecho rojo teñido en sangre y un sonido de flauta, como el canto de amor del joven guerrero. Entonces comprendió lo que hizo Tupa, esta Ave de pecho rojo y de dulce canto era su enamorado Zorzal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue to use this site we will assume that you are happy with it. Ok