Siete casos de picadura de oruga pollo en la zona Centro

El director del hospital Samic, Héctor González, confirmó que en las últimas semanas se registraron siete pacientes con picaduras de oruga pollo en diferentes puntos de la zona Centro de la provincia de Misiones. La gravedad de la situación reside en el veneno que imparte este insecto. El contacto con el gusano causa un dolor intenso y requiere consulta inmediata con el médico, en tanto los especialistas en insectos aseguraron que no es mortal.

La mayoría de los casos se registraron en la zona rural, aunque también se reportaron picaduras en el sector urbano. Sobre las medidas de prevención, la principal es no tomar contacto con el insecto. No obstante, si se produce una picadura y la oruga queda prendida a la piel, no se debe retirarla con la mano porque vuelve a picar, por lo que se recomienda utilizar algún tipo de pinza.

Ricardo Olmedo, director de Saneamiento Ambiental del Ministerio de Salud Pública de Misiones, señaló que “en principio se pensó que se alimentaba sólo de una especie de planta, pero se sabe que son polífogas, se encuentran mucho en la zona Centro de la provincia de Misiones, principalmente en la zona de Jardín América, San Ignacio, Puerto Leoni, tuvimos que trabajar mucho con control químico para intentar erradicar al gusano; pero ahora se sabe que hay hasta en Puerto Iguazú.

Otras de las cosas que llama la atención de los especialistas es que este ejemplar de oruga solo se encontraba en zonas silvestres, pero por alguna razón ya se están acercando a la ciudad”.

Su apariencia “Es el de una larva de mariposa con mucho pelo filoso que se asemejan a agujas de una inyección, que al entrar en contacto con una persona eliminan una toxina”, explicó Olmedo.

A su turno, Roberto Stetson, titular del Programa Provincial de Estudio de Animales Venenosos de la cartera sanitaria, señaló que estudia este especie desde hace 20 años. “La oruga puede estar en cualquier planta, árboles de pomelos, limoneros, ciruelas, mangos, plantas y ornamentales”.

Stetson reconoció que la oruga provoca dolor intenso, hinchazón y aparece un edema; sin embargo, descartó que sea mortal.

Recomendaciones

Se debe lavar la zona afectada con abundante agua y jabón y, en lo posible, no secar con toalla, puesto que puede ocasionar mayor dolor.

Luego colocar hielo sobre la zona afectada. Si se experimentan erupciones graves, se debe contactar o acudir al médico o centro asistencial más cercano, ya que algunas personas podrían evidenciar reacciones alérgicas. Por ello, dentro de las 72 horas se recomienda colocarse la vacuna antitetánica, siempre y cuando no se haya aplicado en los últimos diez años.

“No existe antídoto”, señaló Roberto Stetson, titular del Programa Provincial de Estudio de Animales Venenosos, y agregó “la importancia de colocar un paño con agua sobre el área afectada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue to use this site we will assume that you are happy with it. Ok