Crece la tendencia de búsqueda de trabajo en Facebook

Resultado de imagen para redes sociales

El mundo del trabajo vive tiempos de transformación. Es que las formas de acceder a un empleo cambiaron por la innovación y la inclusión de la tecnología en la cotidianidad.
El formato papel del Curriculum Vitae (CV) mutó hacia la biografía en las redes sociales, en las cuales los usuarios plasman sus habilidades. La carrera que uno estudia, la edad, saberes y una breve reflexión configuran una nueva forma en que los jóvenes se muestran ante el mercado laboral.
Por eso, cada vez más jóvenes optan por publicaciones en redes sociales en las que solicitan y buscan trabajo. Los empresarios, por tanto, visualizan los perfiles y toman contacto con los jóvenes.

Una tendencia en ascenso
Según un informe elaborado por Manpower Group en Argentina, el 42 por ciento de los jóvenes entre 22 a 34 años utilizó las redes sociales como una forma de búsqueda de empleo y un 15 por ciento lo hizo mediante aplicaciones móviles.
Facebook es una de las redes sociales con mayor cantidad de usuarios. Entre sus opciones, mediante grupos, los jóvenes ofrecen y buscan trabajo.
Uno de los grupos, que especifica que es de Posadas, lo integran más de 100.000 personas y por día se registran un promedio de 1.200 publicaciones en las que los usuarios dan a conocer sus demandas laborales. En muchos casos, lo posteado en el grupo se viraliza para que otros accedan y conozcan la aptitud de quien solicita un empleo.
En el caso de Twitter, con el hashtag #TrabajoMis, muchos usuarios ofrecen sus conocimientos en determinadas áreas e indican que andan en la búsqueda de empleo.

Una forma distinta
Las modalidades de la comunicación sufrieron modificaciones en los últimos tiempos con la irrupción de las redes sociales que permite la visibilización de las capacidades de los usuarios.
En este sentido, Patricia Bertolotti, docente e investigadora en Comunicación de la Universidad Nacional de Misiones (Unam), indicó que “no se trata de un reemplazo en la modalidad de búsqueda de empleo, sino que se trata de una nueva forma que complementa a otras formas ya existentes”. Es decir, que los formatos tradicionales -como el papel-, conviven con nuevas modalidades
Además, señaló que la comunicación digital, característica de este siglo, es un modelo emergente que permite otras formas de comunicación que posibilitan el contacto de uno a uno, de uno a muchos y de muchos a muchos.
“Hoy no se necesita de intermediarios. Antes, en una entrevista, tenías que lucirte. Hoy, con las redes sociales, uno monta un personaje y da a conocer lo mejor de uno, las aptitudes que uno tiene y que los otros usuarios deciden si les gusta o no”, precisó Bertolotti.
Asimismo, la docente advirtió que la interacción cara a cara no desapareció, sino “que la comunicación digital es un motor de búsqueda fundamental”.
También comentó que el modelo de negocio del mundo en general cambió en comparación con años anteriores.
“Ya no se trata de una estrategia grupal, sino a lo individual, de potenciar los talentos, las habilidades y conocimientos del personaje. Un claro ejemplo es el del cantante de trap Duki, que rompió con las reglas de la industria. Él mismo es el dueño de todo y es un fenómeno viral”, ejemplificó Bertolotti.

Gestión vía red
La visibilidad en las redes sociales es la protagonista de esta última década. Muchos jóvenes, principalmente, accedieron a su empleo mediante su carta de presentación en redes sociales.
Tal es el caso de Adrián (21), que se recibió de técnico en administración de empresas y optó crearse un perfil en LinkedIn. Allí, describió sus aptitudes y conocimientos en el área.
“Después de recibirme quería trabajar y me creé un perfil en esa red. Al poco tiempo, tenía un mensaje que estaban interesados en mí para su empresa. Coordinamos una entrevista y quedé”, describió Adrián, que hace más de cinco meses trabaja en una empresa para la gestión de créditos.
Gabriel (24) recurrió al hashtag #TrabajoMis. “Al principio dudaba pero utilicé ese hash. Vi que varios retuitearon mi mensaje y una señora se contacto conmigo. Vieron mi perfil y que necesitaban un empleado. Envié mi currículum; a las dos semanas me llamaron y me avisaron que quedé en una empresa de turismo. Tuve suerte de caradura -se ríe- pero tengo un trabajo que me gusta”, dijo Gabriel.
En el caso de Oriana (24), hace poco meses se recibió de enfermera. Al no conseguir trabajo en el ámbito de la salud, decidió incursionar por la autogestión y aplicar sus conocimientos con servicios en particular. Publicó en un grupo de Facebook e indicó que realiza trabajos de enfermería a domicilio y atención particular a pacientes con algún tratamiento crónico.
“Sé que muchos abuelitos requieren de una atención médica y a las familias se le complica mucho el cuidado de ellos. Entonces hice una publicación ofreciendo ese servicio en Facebook , me comentaron y muchos me llamaron para los trabajos de cuidado, que implica dar los medicamentos, atenderlos y, si requieren, el aplique de la inyección ”, explicó Oriana.

La tendencia ‘early adopters’

Los ‘early adopters’ son candidatos únicos que han usado al menos tres o más tecnologías en su búsqueda de empleo durante los últimos seis meses. Tienden a ser jóvenes, urbanos, hiperconectados y estudiantes, divididos por igual entre hombres y mujeres.
Según consignó un informe de Manpower Group, el 30 por ciento de quienes buscan trabajo vía redes sociales son los millennials, cuyo segmento etario abarca entre los 22 a 34 años y la generación Z, que integra a los jóvenes entre 18 a 22 años.
El 86 por ciento están dispuestos a mudarse a una nueva ciudad, región o país si fuese necesario.
Para ellos, la tecnología se considera, en gran medida, como un habilitador de movilidad.

14% Demanda .
Es el incremento en la demanda de empleo en el conglomerado Posadas durante los meses de octubre y diciembre del año pasado, según datos del Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (Ipec).

Los números de la demanda en Posadas

El panorama en la capital misionera, de acuerdo a los datos del Instituto Provincial de Estadísticas y Censo (Ipec), en el período de octubre-diciembre de 2018, la población demandante de empleo ascendió a un 14 por ciento respecto a los meses de julio-septiembre, en que la demanda rondó el 12 por ciento.
Las mismas cifras del Ipec arrojaron que en el último trimestre del año pasado el empleo en el conglomerado posadeño fue del 42,8 por ciento y representó una baja en comparación con el tercer trimestre, cuya tasa de empleo fue de 43,3 por ciento.
La solicitud de empleo, sumado al contexto de crisis que vive el país, es moneda corriente a la hora de sumar mayores ingresos a la economía familiar.

Resultado de imagen para redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para asegurarnos de brindarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está satisfecho con él. Ok